La habanera

Introducción



Lo que hoy entendemos por habanera es fruto de una larga y compleja serie de vicisitudes históricas y culturales. De entrada lo primero que nos viene a la mente es la isla de Cuba y la costa catalana, y esto, sin dejar de ser cierto, debe ser matizado en tan sólo se conocen las habaneras en Cuba y en Cataluña. En el País Vasco, en Galicia, en Cantabria, en Asturias, en Castilla, en el País Valenciano, en Andalucía, en las Islas Canarias y en muchos otros lugares también se cantan habaneras.

Incluso su ritmo se puede identificar en piezas del área mediterránea, como por ejemplo: en algunas canciones napolitanas (es el caso de la ya famosa "Oh sole mio").



Su origen



El origen de la habanera la tenemos que buscar, sin lugar a dudas, en la contradanza cubana, forma musical derivada de la contradanza continental europea introducida en Cuba por los franceses a mediados del siglo XIX. Junto a la "gavota" y el "paspié" constituyeron los ritmos de moda obligados a todas las reuniones de sociedad y fiestas aristocráticas.



 

Esta contradanza fue muy cultivada por los compositores cubanos durante el siglo XIX, que adoptaron dos métricas diferentes al pentagrama; la una a 6 x 8 y la otra a 2 x 4, de la primera derivaron la Guajira, la CLAVE y la CRIOLLA y de la segunda nacieron la DANZA, el danzón y el HAVANERA.

 




 

 


 

 

www.ultramar.cat